sábado, 28 de mayo de 2011

Flores en la plaza


Diferentes personas me han hecho un mismo comentario: cuánta gente guapa hay en las acampadas. Yo opino lo mismo. Cuando estoy allí, miro a mi alrededor y veo mucha gente bella: hombres, mujeres, jóvenes, personas mayores… imagino que tiene que ver con que la ilusión se refleja en sus rostros así como con la alegría de estar construyendo un mundo mejor, un mundo, que como ha dicho estos días Eduardo Galeano, se está gestando en la barriga de este mundo actual que es bastante asqueroso.
El viernes por la tarde, las plazas y calles de España se llenaron aún de más belleza. Y es que, frente a la brutalidad nauseabunda, indigna e inhumana de los Mossos d’Esquadra y los políticos que les dan las órdenes, la respuesta de las personas de bien fue acudir a las manifestaciones con flores. Flores en el pelo, flores en las solapas, flores en las manos. Porque nuestras armas son las palabras, la razón, la justicia, los argumentos y contra su violencia física y estructural –porque también es violencia reducir el gasto presupuestario en Sanidad y Educación mientras que el sr. Mas sube el sueldo de sus cargos de confianza 12.000 euros- nosotros ofrecemos flores. Qué gran lección de dignidad. Y allí seguimos, en la acampadabcn, sin miedo.
Arcadi y yo aprovechamos que estábamos por allí para ir a la perfumería y perfumarnos para que luego no digan que si manifestantes huelen mal que si la insalubridad y todas esas cosas.

2 comentarios:

  1. Es una vergüenza lo que ocurrió ayer, pero es admirable la actuación de los indignados y de todas las personas que estuvieron allí luchando y sufriendo para conseguir un mundo mejor para todos!

    ResponderEliminar
  2. Ya ves Sonia, qué podemos esperar de unos políticos que se masturban pensando en el mercado de valores.

    ResponderEliminar