domingo, 26 de febrero de 2012

De la Generación X a la #PrimaveraEstudiantil

Cuando yo era estudiante, los días de huelga eran, para la mayoría, días de fiesta y, de mi instituto, creo que no éramos más de diez los que acudíamos a las manifestaciones. Así que empezaron a llamarnos Generación X, que venía a ser poco menos que decir que éramos unos amuermados comparados con la gloriosa generación anterior. Y eso se ha mantenido así durante muchos años.
El movimiento antiglobalización hizo que se movilizaran muchas personas aunque la radicalidad de sus maneras y el que fueran tachados sistemáticamente de antisistemas no permitió la conexión con las masas, pese a lo acertado de sus reivindicaciones. El mundo universitario se opuso con gran fuerza al Plan Bolonia aunque se quedó ahí, en la Universidad. Pero todo esto fue dejando un poso que se reactivó a partir del 15 de mayo de 2011. La pésima situación económica; el latrocinio descarado -y muchas veces impune- de la casta política; la alternancia en el poder de PP-PSOE; la falta de expectativas de gran parte de la juventud hizo que mucha gente se lanzara a la calle. Y allí, en la plazas de las diferentes ciudades de España, aprendimos a cómo organizarnos de manera rápida, a decir basta ante tantas injusticias, a desmontar con argumentos las narrativas creadas desde el poder.
Y ahora se empieza a ver el cambio. Lo hemos visto los últimos días en el alumnado del IES Lluís Vives de Valencia y en la solidaridad ciudadana y lo continuamos viendo en esos jóvenes que se han sacudido de encima el sambenito de conformistas y que ya están empezando a preparar el 29F.


No hay comentarios:

Publicar un comentario