domingo, 19 de febrero de 2012

Volver


Desde siempre me ha encantado el cine de Almodóvar y he visto todas sus películas una y otra vez. De hecho, creo que es una gran suerte que mi formación sentimental haya coincidido con el desarrollo de su cine y que su estética y su manera de ver el mundo hayan contribuido a conformar mi manera de ser y estar. Pero si hay una película que me llega de manera especial –además de la mítica Mujeres al borde de un ataque de nervios-, esa es Volver. En Volver están los usos y modos de la mujeres de mi familia, los espacios que configuraron sus vidas, esos besos sonoros que saben a cariño y protección. Me gusta ese sentido práctico de la vida de sus protagonistas, que tan cercano me parece y espero haber heredado; la solidaridad entre ellas; la capacidad para sacar fuerzas de donde no las hay y seguir adelante…
            Eso sin contar con las magistrales actuaciones de la bellisíma Penélope Cruz, de Lola Dueñas, de Blanca Portillo y, cómo no, de la aparecida Carmen Maura. Además de esto, imagino que esa película nos llena de esperanza por la posibilidad de volver, de volver atrás para remediar los errores del pasado y, sobre todo, de volver a estar a los que creíamos haber perdido para siempre. Y, como momento estelar, me quedo con la emoción de la protagonista al interpretar, con voz de Estrella Morente, esa canción que se entremezcla con los mimbres de las casualidades que tejen mi vida, Volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario