lunes, 14 de mayo de 2012

No res


Estos días hemos podido disfrutar en el MACBA del Barcelona Creative Commons Film Festival. Creative Commons (CC) es una organización sin ánimo de lucro que ofrecen diferentes licencias a medio camino entre el Copyright -los derechos de autor tradicionales- y el Copyleft -totalmente libre- en las que cada persona decide qué términos establece con quien quiera compartir su obra en el medio digital.

Como acto de clausura, se proyectó la película de Xavier Artigas [NO-RES]Vida i mort d'un espai en tres actes -uno de los primeros documentales financiados mediante el Crowdfunding y Crowdsourcing y co-producido por TV3-, ganadora del Primer Premio al Largometraje Nacional en el Documenta Madrid 12. El director, sociólogo de formación, filma los últimos días de la Colonia Castell, un vestigio de vida antigua, como de pueblo, con gentes a las puertas de las casas y macetas por todas partes, que es arrasada por la excavadora de la especulación mientras que el político de turno, en este caso Jordi Hereu, intenta ponerse las medallas del progreso y la preocupación por el bienestar de sus vecinos, a la vez que por las ventanas se cuelan los gritos de protesta de esas personas que se han quedado sin casa.

Pese a ser un documental, el largometraje está repleto de lirismo, como las acuarelas que llenan la pantallas: los juegos de los niños, las fotos antiguas, el rostro del anciano que ve como destrozan la casa en la que ha vivido gran parte de su vida mientras lo embarga la congoja además de auténtica joyas como cuando el encargado de la demolición reflexiona sobre su trabajo, del que es difícil sentirse orgulloso porque, mientras el que construye puede ver el resultado de su obra, él solo puede ver la nada. Y es que, como el propio título indica -ese es el significado de res- esta obra concluye con la nada en la que ahora se ha convertido lo que fue una comunidad llena de vida. En su lugar, tan solo una enorme explanada cubierta de cemento.

3 comentarios:

  1. La destrucció d'aquesta petita illa de pau dintre de Les Corts és un desastre sense cap mena de justificació.
    Ens estem carregant el nostre passat a marxes forçades i a més els hem d'agrair que tot sigui pel progrés. Però com que en comptes de ser unes cases burgeses dissenyades per en Gaudí són unes cases proletàries dissenyades sense cap mena d'interès estètic però si amb un interès històric no cal conservar-les. Només veient les imatges hom ja veu que s'hi havia d'estar molt bé en aquestes "cases barates"!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I el pitjor és la prepotència, fer fora a la gent, enderrocar les cases per a no res...

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar